LOS VERDADERO AMOS DEL MUNDO SON

hay demasiadas cosas que son poco explicables...a no ser que:
(imagen de http://quick.fl0g.net/qimg
/615580f58d9355645310216b30793a2e/Actu.jpg)
...
"Como miembros de Bilderberg también se señalan, además de la realeza holandesa, nombres como los Rothschild, el de los ex presidentes Bush (padre), Clinton, Giscard y Chirac, a dueños de bancos como los del Lazard Frères & Co, Barclays, Goldman Sachs, Deutsche Bank, Société Générale de Bélgique, UBS y Warbur, a administradores de grupos industriales como Unilever, Fiat, Daimler-Chrysler, Xerox, Lafargue, Elf, Shell y BP Amoco), y a altos ex funcionarios de gobierno como Henry Kissinger. También a propietarios de periódicos como The New York Times, Washington Post y a periodistas como Juan Luis Cebrián, ex director de El País de Madrid y asesor del grupo PRISA de comunicaciones, entre muchos otros....
...
Con respecto a Colombia, Estulin afirma que para Bilderberg nuestro país "es la droga, el lubricante de la economía mundial". Recuerda que, según Naciones Unidas y Le Monde Diplomatique, "el negocio de la droga proporciona cada año más de 700 mil millones de dólares en dinero líquido, libre de impuesto y concluye que, "deberíamos entender que la droga no es el dominio de los narcotraficantes sino de las personas más poderosas y ricas del mundo y, que, Bilderberg, esta dentro del ajo". Dice que no debemos olvidar la gran cantidad de dinero que ganan las empresas (legales) al convertir en limpio, el dinero ilegal prestado de los narcotraficantes y narconaciones a un interés bajo. "Cuando cien mil millones de dólares de dinero sucio se prestan al cinco por ciento a una gran corporación, el dinero se convierte en legal y efectivo. El negocio del narcotráfico está avalando las inversiones de las grandes empresas del mundo y está avalando a los políticos", denuncia. Los norteamericanos, se han convertido en adictos a Wall Street, y este, a su vez, no puede permitirse el lujo de que caigan los grandes traficantes porque, según Estulin, "por cada millón de dólares en que crecen los beneficios, el valor de las acciones del uno por ciento que controla Wall Street, aumenta entre veinte y treinta veces".

Comentarios