La paz ¿otra vez?

La paz sólo se alcanzará cuando el nivel de evolución espiritual o trascendente de los humanos sea tal, que hayan superado cualquier preponderancia de lo material, según Weiss, tardaremos unos 1000 años. En tanto hablemos de la paz con las FARC y el ELN.


Hace rato deje/amos de creerle a las FARC. El tema es que ni las FARC ni sus enemigos son confiables. Poco queda de esas FARC que se conocieron en los diálogos de Casa Verde que llevaron a la tregua de 1984. El pueblo colombiano es desconfiado. Y los dos lados del conflicto lo han sido y lo son. Ni las guerrillas confiaban en que se llegara a un acuerdo de paz, ni los sectores más rancios de nuestra oligarquía creían en la voluntad de las guerrillas por desmovilizarse. Las provocaciones mutuas fueron el muerto de cada día, se mantuvieron en la apariencia de la tregua donde los conflictos asociados al cuidado de laboratorios los acentuarían. Desde allí el engendro paramilitar se paría con sangre de inocentes.

Hacia 1989 los dirigentes más inteligentes entendieron que había dos caminos: o continuar en el proceso de degradación del conflicto, o buscar una salida política. Mientras las FARC seguían dizque en tregua. El gran logro de Belisario fue ese, que cuando el M19 y el EPL finalmente decidieron de verdad “hacer la paz”, cesaron NO sólo sus fusiles, sino la estrategia, la táctica político militar: Algo bien curioso sucedió con la AD-M19: nunca se dio una masacre física de sus miembros.

12 años después Pastrana se la jugó con una zona de distensión donde nuevamente las FARC traicionaron la confianza del país y sus enemigos, esta vez apalancados también por quienes han hecho de la guerra en Colombia un mega negocio, lo cobraron con sangre de civiles.

¿Habrá logrado Pastrana lo que logró Belisario? Hoy su exministro, ese hombre que nunca sabemos qué piensa, pero que parece pensar primero en el país y luego en su clase social –traidor le dicen- sabe que para poder avanzar en un real proceso de paz se necesitan HECHOS y, también, que debe tener en su baraja a aquellos desconocidos que, hasta el último instante boicotearan cualquier proceso, así sea serio de paz, pues ganan muchísimo dinero con la guerra en Colombia.


ADD: Lamento profundamente que personas como Meneses y Echeverry, a quienes supuse cabezas de lista del Partido Verde y del Polo Democrático Alternativo NO hayan podido aspirar. Próximamente propondré 19 nombres para el Concejo y 12 para la Asamblea.

En http://www.latarde.com/index.php?option=com_jumi&fileid=1&idnota=46844

Comentarios