Joel B.


Joel B.

Correo electrónicoImprimirPDF
Valoración de los usuarios: / 0
PobreEl mejor 
Tenemos una característica infortunada como seres humanos: nos creemos el ombligo del universo. Y tenemos una más infortunada a nivel local: pocas veces nos miramos a nosotros mismos. Pocas veces aceptamos las miradas externas que nos hacen reflexionar. ¿Provincianos?
La mayoría de nosotros tenemos nuestras mentes cerradas por los hábitos. Joel B., un francés que vive en Pereira desde comienzos del 2009, nos decía que le sorprendía nuestra reacción al cuestionarnos sobre la polución ambiental, pues la mayoría respondíamos con un “Ahhh, ¿sí?”: ni siquiera nos damos cuenta.
La conversación con Joel, que si bien es francés pero a sus más de 60 años también ha vivido en el mundo de la seguridad hotelera en Alemania, Luxemburgo, España; se extendió a otras reflexiones. Le sorprende el precio de los productos agrícolas, se pregunta cómo siendo un país supuestamente agrario tenemos tan altos precios. Le alarma el precio de los “coches”, dice que NO entiende cómo los coches (carros) de compañías europeas con fábricas en Colombia son más caros que en Francia; piensa que hay demasiadas multinacionales, y que el capital nacional podría realizar sus tareas.
“Colombia es un bello país, me gustan el clima, la gente; pienso que hay muchos reglamentos pero poco se cumplen o hay quien los haga cumplir; el estado olvida la importancia del tiempo, que es costoso, para todo se piden papeles, se olvida que casi todo el ciudadano lo podría hacer desde su casa por internet; me duele la pobreza, la diferencia tan grande entre ricos y pobres, la gente que NO puede estudiar, que come poco”. Aclaremos algo: para Joel, la gente “pobre” es la que vive alrededor de las avenidas que cruzan la ciudadela Cuba -¿estrato 3?-…es decir, lejos este ciudadano europeo de haber visto nuestra pobreza-pobreza o miseria…empero alcanza a percibir los 4 de cada 10 Pereiranos en la pobreza.
A B. le sorprende el irrespeto casi que cultural que tenemos frente a las normas de tránsito. De igual manera cuando ve tantos huecos en nuestras calles y carreteras piensa que los dineros para su reparación “se los han robado”. Dice que en Colombia, NO  sólo frente al tema de la corrupción, sino frente a muchos de nuestros problemas “se dice mucho y NO  se hace nada”, cree que ello sucede por la ausencia de una real democracia “la gente NO  hace nada”, “NO  hay un partido gobernante y uno en la oposición” deben entender que “NO  sólo son políticos para sí mismos sino para servir a la gente” .

Comentarios