¿Ingresos/empleo? Emergencia (II)


Inicio  Opinión  Columnistas  ¿Ingresos/empleo? Emergencia (II)

¿Ingresos/empleo? Emergencia (II)

Correo electrónicoImprimirPDF
Valoración de los usuarios: / 1
PobreEl mejor 

En Junio, a partir de diálogos en la “Tertulia Matecaña”,  planteamos que a corto plazo la clave son las (1) “Obras públicas para el empleo”. Hoy esto es una EMERGENCIA y hay un clamor generalizado para recuperar la malla vial urbana y veredal, ¿qué tal un gran programa de recuperacion y mantenimiento de la malla vial?, ¿Cuántos empleos/ingresos directos e indirectos se generarían? se calculan varios miles y hay que plantear sin miedo que el financiamiento podría salir especialmente de los usuarios individuales de las vías: de una sobre tasa a la gasolina y, si es del caso, de valorización. (2) “Pereira siembra empleo”: Comprometerse a direccionar las regalías para generación de “fuentes estructurales de empleo”. (3) “Emergencia social por el empleo”: Viabilizar jurídica y nacionalmente la “Declaratoria de emergencia social” (http://tinyurl.com/7vu9x8r)
A corto, mediano y largo plazo es necesario: (a) que en cada contrato público quede establecido el porcentaje mínimo de mano de obra calificada, semicalificada y sin calificar de Pereiranos y (b) que la forma de contratación dé más oportunidades a los pequeños y medianos empresarios.
Necesitamos reconocer, como lo ha explicado insistentemente Eduardo Sarmiento que “El motor de desarrollo NO es el intercambio sino la industrialización carburada por el aprendizaje en el oficio” (http://tinyurl.com/42nwg2k ). Aceptar que el desmonte de impuestos, especialmente a los “almacenes de grandes superficies” con baja generación de empleos, fue una buena intención pero ERRADA…Por el contrario, como alertó un empresario en 1998, los mega almacenes más que “generar” lo que harían era “destruir” empleos en la industria y el mismo mediano y pequeño comercio que eran (y son), precisamente, más intensivos en mano de obra. NO en vano hay dirigentes que vaticinan en redes sociales “la muerte de nuestro comercio tradicional a manos de las grandes superficies”.
Además, hemos abierto nuestro (pequeño) espacio económico a competencias nacionales e internacionales, cuando ni siquiera tenemos desarrolladas nuestras “ventajas comparativas locales”, no a futuro, sino en el presente. Nos abrimos sin tener unas claras fortalezas que nos permitieran mantener un núcleo, un eje productivo que asegurara una base de personas empleadas que generaran, con sus compras, otras cadenas productivas y de empleos.  
Algunos han planteado que esto es un debate entre industriales y comerciantes, entre la propuesta que privilegia la metalmecánica y la que privilegia el comercio. Esa división es un error: Ambas son necesarias. Lo que se debe es alentar el establecimiento de mega y grandes industrias, estimular el pequeño y mediano comercio, y desestimular pero especialmente arremeter contra la mega ilegalidad comercial pues ambas competencias, absolutamente desiguales, pero especialmente el contrabando, son las que más han destruido, destruyen, y continuarán destruyendo nuestros empleos (formales).

Comentarios