es “Pereira Cómo Vamos”, nunca será (sólo) “la Alcaldía cómo va…”.


Miércoles 05 de Diciembre de 2012 - 12:01 AM

Vásquez año uno...¿Y la R.S.E.?

Fui uno de los promotores para traer la metodología Cómo Vamos. Nos mamaron gallo. Pero ya existe y es absolutamente independiente, los datos son los datos, su interpretación las hace cada quien. 1000 personas seriamente encuestadas, de todos los estratos sociales, aquí y en cualquier ciudad del mundo, le dicen a los líderes más sobre lo que realmente está sucediendo que los bufones que les hablan al oído. Los resultados deben atraer la Responsabilidad Social Empresarial, la RSE de Audifarma, de Papeles Nacionales, del Ingenio Risaralda, de Suzuky, de…recuerden qué es “Pereira Cómo Vamos”, nunca será (sólo) “la Alcaldía cómo va…”.

Disiento de quienes califican la gestión de Enrique Vasquez Zuleta con 2,9 sobre 5,0. He oído alabanzas y críticas a la actual administración pero todos coinciden en que es oro líquido en estos tiempos corruptos que nuestro alcalde sea honesto, que tiene  “todo el ánimo por la ciudad y nunca por sus bolsillos”. ¡Si!, llegamos a una fetidez tal que lo esencial es que sea honesto: tan sólo por serlo, está y estará muy por encima de esa nota. Pero también creo, que echar la culpa a comunicaciones de la alcaldía por la percepción que tiene la ciudadanía sobre la administración, es un gravísimo error.

El alcalde ya hizo su arqueo: una percepción desfavorable en materia de movilidad, seguridad, servicio de transporte público de Megabús y en espacio público, que vamos a revisar para implementar acciones de mejora, dijo en ow.ly/fHpDM.

En los temas que pasan de Verde a Amarillo ó Rojo en calificación, es necesario que Vásquez tome decisiones radicales, arrancando por el  transporte masivo que pasó de Verde a Rojo y tampoco creo que sea un tema de los jefes de prensa de Megabús o del AMCO. Megabús está colapsado, y lo está porque como le oí al alcalde en un Consejo Comunitario Veredal, a veces se toman medidas que benefician a una minoría, y las decisiones que se han tomado en transporte en Pereira, TODA LA VIDA, han beneficiado a una minoría de empresarios transportadores. Megabús colapsa por la desleal competencia que un sector de sus mismos operadores -sabedores que les pagan vaya el articulado o el alimentador lleno o vacío- le hacen al sistema con sus propios buses y busetas. Así de sencillo.

Grave “Espacio Público” que pasa de Amarillo a Rojo. Tenemos un estado local supremamente débil –por eso necesitamos ¡HECHOS en RSE!- baste contarles que, según los encargados, a veces hay 14 “controladores de espacio público” con 4 policías (¿uno armado?), para “controlar” más de 1.400 comerciantes en calle que ocupan, casi todos desordenadamente el centro de Pereira. ¡Y se supone son los encargados de “controlar” también el resto de la ciudad! Esta situación, también se da desde antes de ésta administración, pues ya antes de la elección popular de alcaldes (1988) estaba ligado a una alcahueta “permisividad previa a  elecciones” que al sumarle la de alcaldes se volvió -NO sólo aquí, sino en casi toda Colombia- un festival de irresponsables pues salvo algún alcalde antes de ser electos y los ejercicios de una alcaldesa u otro alcalde electo: la entrega de la gobernabilidad, el permitir que individuos de todos los estratos sociales violenten los espacios públicos, ha sido constante por más de 30 años.

En Megabús hay que tomar decisiones. No con el aletargamiento de un dilatado CONPES. Hay que implementar YA nuevas Rutas Alimentadoras como lo reclaman miles de ciudadanos en las redes sociales:  http://ow.ly/fOG8K.

Y en Espacio Público la salida, hace rato diagnosticada, es establecer una sólida institucionalidad público/privada que mantenga en el tiempo la combinación de autoridad e inversiones: ¡Continuidad! ¡Persistencia en lo público! ¡Seamos responsables!
Pareciera que Vásquez se concentró su primer año -de los escasos cuatro- en la brecha social, en optimizar los recursos públicos - por ejemplo la primera transparente convocatoria de estímulos y concertación del IMCulturayFT-  en combatir la corrupción tomando decisiones iniciando su mandato tal como lo hizo Char, el ex alcalde de Barranquilla. Pues bien, si ese es el ejemplo a seguir, entonces, en palabras oídas en el Foro de Gerentes “NO puede pretender en cuatro años cambiar todos los temas de la ciudad; enfocarse en tres temas fundamentales…” y “necesita un equipo de profesionales que lo respalde”…

Adenda: Pobre de nosotros! ¡Pobres! Cuando en marzo arranque la campaña de congreso en firme! Aunque tal vez suceda algo bueno: todo funcionario con aspiraciones electorales, o con aspiraciones a ser jefe de debate de senadores o representantes a la cámara, ojalá tenga la decencia de renunciar y encampañarse “oficialmente”. ¡Ya le han hecho suficiente daño a la ciudad, y a su alcalde!
Publicada por
Orlando Parra
Su voto: 5 (1 vote)
Compartir en facebookCompartir en twitter
Convertir a PDF
Versión para impresora
Enviar por mail esta página

Comentarios