Año 2063 ...

Haz Plural V
¿Qué Pereira queremos en 2063?
@orlandoparrag ciberplural@gmail.com

¿Sabría un Pereirano en 1963, cómo sería Pereira en el 2013?, lo dudo, seguramente algunos se atrevieron pero, por ejemplo ¿alguien habría imaginado el viaducto? ¿Megabús? o imaginaría los computadores, los Smartphone, etc, etc, etc; por eso cuándo CaViSa pide imaginar a Pereira en el 2063, es una  rifa.
Estoy formado en Ciencias Sociales y me fascina la historia, allí me debato entre entender la historia a partir de la evolución económica y/o entenderla a partir de la concepción neo-institucional: me muevo en el medio.

La economía de los próximos 50 años, se fundamentará en dos cosas: una la glo_localización.  es decir, la “globalización” que rompe el esquema del Estado-Nación y cada vez más se entiende con “localidades” o con regiones. Y otra, el disparo de la tecnología cada vez más elaborada, cada vez más poderosa. Ahí viene entonces el primer reto: ¿Pereira va a jugar acertadamente en la globalización? ¿va a jugar acertadamente en la tecnología?...complicado.

Si la apuesta que ha liderado ésta alcaldía, especialmente su secretaría de Planeación, en torno a direccionar la ciudad hacia el tema de la ciencia y tecnología continúa los próximos 50 años, entonces tendremos una ciudad con un alto “valor agregado” en el 2063, pero, si la ciudad sigue centrada en producir productos sin ese “valor agregado”, el tema entonces es grave. En el 2063 tendríamos una ciudad debajo de la media, debajo de mediocre en lo social, en lo económico, etc. En igual sentido juega la globalización: una cosa es una ciudad que exporta tecnología y otra una que exporta “materias primas” o productos sin “valor agregado” alguno (http://ow.ly/nnMN9 ).

Así las cosas, una Pereira tendremos en 50 años si nuestras instituciones, nuestros procesos socio culturales, nuestras dirigencias (legales, ilegales y… “difusas”… por cierto), siguen defendiendo sus micro (¿pero válidos?) intereses, ya no superada de lejos por una ciudad que hace 10 años era nuestro par, como Bucaramanga, sino quedada -aún más- en el concierto ya no nacional sino de la glo_localización que imperará

ó

si somos capaces de actuar en colectivo, potenciándonos en la globalización, rompiendo las dependencias del centro bogotano (o paisa…o el que viene: el de las costas) y, centrándonos en la ciencia y la tecnología (¿como parece entenderlo Manizales…?) desde el jardín de infantes hasta los postgrados, somos capaces de venderle al globo terráqueo productos con “valor agregado”. Por ejemplo, dejamos de vender café en bruto y somos capaces de vender cafés especiales con alto “valor agregado”, etc. Esto además rige tanto para la ciudad, como para el departamento y la eco-región…

Una cosa será Pereira en el 2063 –ya habré descansado en paz…¡genial!...- si sigue por el camino que va con unos escasos quijotes -momentáneamente con algo de poder- … o si le apuesta a la movilización social tras esos fines superiores; una movilización que, por cierto, debe ser eso, “social”, general, masiva, etc, pues en tanto siga asociada –voluntaria o involuntariamente- a nombre(s) de una(s) persona(s) o a nombre(s) de una(s) universidad(es), el riesgo es y será enorme: así sea para los buenos propósitos: la desconfianza ligada a la estúpida ambición individual nos divide …nos –perdón- jode!

Comentarios