Pensando en los Verdes

Martes 09 de Julio de 2013 - 07:14 PM
Pensando en Gilma Jiménez
…“La historia del Partido Verde parece tornarse en otra frustración política más para la clase media…están tratando de convivir posiciones de derecha, de izquierda, con algo que podríamos llamar anarquismo moral indeclarado, con centro…Todo esto enmarcado en un hermoso pero núbil ambiente, que, como lo reconoció recientemente Mockus en Armenia, es lógica y explicablemente proclive al fundamentalismo que espantó las masas en la segunda vuelta: esas masas que son las que a la hora del té dan o no el poder político. Tal vez Mockus recuerda que con esa lógica extrema moralista sacó 146.583 votos en su primera aspiración presidencial. …Obviamente un partido no se construye de la noche a la mañana…lo que si apuesto es que ó ‘maduran’ organizacionalmente, ó le apuestan seriamente al centro ideológico respetando y valorando la diferencia pero sin fundamentalistas o extremistas de ningún matiz a bordo, ó, será un fracaso más”  escribía en 2011 http://ow.ly/mJqQc 

“…han desaparecido otras interesantes alternativas por ejemplo el movimiento Visionario liderado por Mockus, el Soñador de Peñalosa, o el Compromisario de Fajardo. Simplemente no les alcanzó para cruzar el umbral y, desaparecieron. Así entendemos de dónde salió el ‘proyecto’ de Partido Verde. Cuando nace el Partido, hace poco más de un año, su objetivo inmediato es, exclusivamente, cruzar ese umbral. Sorpresivamente, el masivo rechazo a las prácticas culturales asociadas al polémico estilo de gobernar de Uribe, así como el desgaste del alcalde del Polo en Bogotá, entre otros, generaron lo que se dio en llamar la ‘ola verde’. La Consulta de los tenores, la 1ª vuelta electoral, la llegada de Fajardo, fueron fenómenos que tomaron por sorpresa a las tendencias que se sumaban allí.

Pasada la campaña presidencial, el regreso a la realidad, con una ola que se hizo espuma ante un ‘Santismo’ que tiene muy poco de ‘Uribismo’, que incluso aplica buena parte de lo planteado por los verdes; ha sido doloroso. Y lo ha sido especialmente para el sector más fundamentalista, el ‘Mockusiano’, el Visionario, el cual tras haber ganado la consulta, asumió la ‘jefatura’ del partido en todas las regiones y a nivel nacional. Y, tras la derrota, se negaba a regresar a la jefatura colegiada y pretendía volver a los verdes una expresión de aquellos votos que no les alcanzaron para cruzar el umbral en el 2006. Terminaron yéndose. Normal” publicaba hace exactamente dos años: la verdad fue que nunca se fueron totalmente…configurándose algo “a-normal”…y concluía “¿Qué viene? Acabar de aterrizar en la realidad. En lo que eran antes de la ola y su espuma. La ola hoy transita por sus adorados mares de la abstención o de la crítica sin compromiso, y otra parte sigue la corriente de la ola santista…” (http://ow.ly/mJqzZ) …

¿Qué ha pasado en estos dos años?. Poco y nada: Además de la caótica bancada parlamentaria, la mitad de ella electa por voto de opinión, de 5 senadores y 3 representantes a la cámara, donde cada quien –casi siempre- va por su lado, el verde ajustó sus proporciones. A la base que se construyó desde Opción Centro, luego Partido Verde Opción Centro –de donde vienen el Concejal de Pereira y el Presidente del Concejo de La Virginia (…)- se sumó una Antioquía donde Fajardo se arropó de Verde… pero siguió siendo “Fajardo”… 2 gobernadores, 27 alcaldes, 50 diputados, 792 concejales…¿Creció entonces?...si…pero ni siquiera de una forma “inmadura”…¡es un niño! ¡con pataletas incluidas!...

Esas pataletas, las hacen sus caudillos, caudillitos y, cierto proyecto de caudillita que se quedó. Ese es el reto central de la esperanza de centro, de tercería en Colombia. ¿Cómo superarlo?. Al igual que en todos los partidos (medio) serios del mundo: Imponiendo la democracia interna. La disciplina. Las discusiones se agotan en instancias democráticas donde la mayoría, con o sin razón se impone…y las “tendencias”, o respetan y acatan esas decisiones, o…se retiran…y regresan a sus Ong´s…

Comentarios