La Hermana Gloria y el S.O.S. en Villa Santana

Ha sido nombrada la Hermana Gloria, como Provincial (jefe) de las Hermanas Pasionistas, para cuatro países incluido Colombia. En su homenaje republico su texto sobre Villa Santana, Las Brisas, Tokio, esa comunidad en la que vivió 15 años:

“Refirámonos al tiempo de los pobres, de aquellos que viven cerca de la ciudad, pero lejos de las oportunidades de trabajo, educación, salud y vivienda; donde el ser humano vive precariamente el día a día con consecuencias aterradoras las cuales van en aumento, ahora con las famosas fronteras invisibles donde ‘los sanos’ pasan a ser las víctimas”.

“Barrios pobres donde ni carros surtidores quieren llegar porque les aplican la vacuna, taxistas suben hasta determinado lugar por miedo, docentes prefieren quedarse sin trabajo que perder la vida, religiosas pierden oportunidades de apoyo porque los voluntarios presencian constantemente balaceras que dejan un “muñeco”, un herido, un mutilado, un huérfano”…


”Ni Hermanas que escogen un estilo de vida pobre se salvan: la violencia les llega a la puerta y no solo en busca de ayuda, sino para apoderarse de sus espacios y poder desde allí realizar sus fechorías sin que la policía lo percate porque ‘están donde las monjitas y a ellas las respetan’… los autores generadores de este drama no miden espacios, personas, roles, clase social o religión. negocios, sólo negocios”.
”La virginidad de las hijas para algunos padres es un negocio cerrado en el parque de la Libertad por la módica suma de $50.000. Sigue la prostitución infantil, liderada por madres de familia y sostenida por padrastros y asquerosos hombres que prefieren niñas”…


”La madre solterísima, otra causa: No puede trabajar y vigilar al mismo tiempo aquella mujer que rebusca el diario para levantar a sus hijos: niños solos cuya única escuela será la calle y su maestro, el que le ofrece mil para que sea mula o campanero”.
“Es complejo “sacar” o rescatar a jóvenes porque al menor intento de retroceso los asesinan, y si logra escaparse de su destino violento queda pendiente”.

“La causa es la falta de familias bien constituidas, que formen, eduquen y vigilen a sus hijos en valores. Padres que enseñen a soñar a sus hijos y a lograr sus propósitos de manera recta y no iniciando el lado fácil y repugnante de la droga dándoles la primera prueba e insistiéndoles para que aprenden a ser ‘verdaderos hombres’…
Y cerrábamos, y hoy repetimos: ¡Dolor! que urge ya una acción a corto, mediano y “estructural” plazo ¿quién arranca?¿Quién convoca?...¿LaTarde?...¿Usted?

Publicado en latarde.com el Jueves 06 de Noviembre de 2014 - 02:01 AM por Orlando Parra G

Comentarios