2015/03/26

Gardeazábal (y Leyes)

Asistimos a un mundo en el que algunas y algunos terminan en buenas, regulares, malas, y hasta peligrosas relaciones con conocidos “virtualmente”: algo sólo imaginable en la ciencia ficción de hace 10-20 años.

Vía dichos medios me “trato” hace ya ciertos años con varias personas (algunos reconocidos nacionalmente) a las que casi nunca encuentro en el plano físico, uno de ellos es Gustavo Álvarez Gardeazábal http://es.wikipedia.org/wiki/Gustavo_%C3%81lvarez_Gardeaz%C3%A1bal y por ello le envié Haz Plural 2. A pesar del Escepticismo (¡olvidé decirle que era libro-revista!) estas son sus reflexiones:
“He podido por fin leer tu libro tan extrañamente diseñado. Parece hecho en las épocas en que el lavamanos quedaba en la mitad del corredor y el baño en el solar.
Tu teoría de Quinchía es valiosa y su proyección al problema violento congénito que hemos sufrido empata con mi vieja teoría de que lo de nosotros viene de atrás. Claro que primero apoyado por el credo católico, apostólico y romano y después por el padre sustituto de los hogares (el televisor) hemos ido evolucionando para poder llegar a naturalizar todo crimen, a abstenernos de condenarlo y a deleitarnos en construir hipótesis sobre las causas del mismo.
Tus criterios sobre la educación y por qué renunciaste a la cátedra me sirvieron para recomendar tu libro al rector de la Javeriana de Cali, con quien tuve oportunidad de usar tu tesis frente a los estudiantes de ahora.
Mil gracias por el placer que me has permitido de revisar de la mano de un post-marxista la gran equivocación histórica de la izquierda colombiana”
Valga la Cuña: El libro-Revista lo consiguen en Pereira librería Centro Cultural CC Plazuela Esquina Calle 19 Carrera 6ª.
***
Las Leyes son… para cumplirlas: “Incompatibilidades. No pueden ejercer la abogacía, aunque se hallen inscritos: …5. Los abogados en relación con asuntos de que hubieren conocido en desempeño de un cargo público o en los cuales hubieren intervenido en ejercicio de funciones oficiales. Tampoco podrán hacerlo ante la dependencia en la cual hayan trabajado, dentro del año siguiente a la dejación de su cargo o función y durante todo el tiempo que dure un proceso en el que hayan intervenido” Artículo 29 Ley 1123 Código Disciplinario del Abogado
Las Leyes son… para hacerlas cumplir: “Violencia contra servidor público. El que ejerza violencia contra servidor público, por razón de sus funciones o para obligarlo a ejecutar u omitir algún acto propio de su cargo o a realizar uno contrario a sus deberes oficiales, incurrirá en prisión de cuatro (4) a ocho (8) años” Artículo 429. Ley 1453 (Reforma al) Código Penal… “Son servidores públicos los miembros de las corporaciones públicas, los empleados y trabajadores del Estado y de sus entidades descentralizadas territorialmente y por servicios” Articulo 123. Constitución Política

2015/03/21

Martha Elena y Leonor Mary

La primera visión que tengo de ambas es la de la atenta observación. Casi que en pose filosófica.
A Leonor Mary Marmolejo de Rojas la conocí en las épocas de Gaviria Presidente y Zuluaga Alcalde cuando diseñé y puse en marcha la Oficina de Desarrollo Juvenil. Ella era la Secretaria de Educación. Quedaba en El Lago. Una educadora y administradora nata. A Martha Elena Bedoya Rendón –nunca he sabido si es Martha y Helena con H: esas H que debería desaparecer ¿para qué sirven si son mudas? la conocí, recién electa alcaldesa, oyendo con mucha atención los resultados de mi primera tesis de postgrado “Violencia urbana al fin del milenio: el caso Pereira 1990-2000” (http://ow.ly/KpTTR ) presentada a la Asamblea Permanente de Ciudadanos “Pereiranos por la Paz”, en el desaparecido Club Rialto.
¡Me encanta ver trabajar a las mujeres! ¡Me encantan cuando administran!... (http://ow.ly/KpOGO ) ¡generalmente ponen todo el corazón en lo que hacen! Con algunos contra, pero con mayorías pro …claro hay excepciones -como en todo- algunas se dedican a la politiquería por acción u omisión y otras hasta a la corrupción. Pero estas dos mujeres son un símbolo de ese amor a sus tareas que cuesta encontrar.
La vida siguió. Vi a Leonor, por méritos y casualidades de la vida, ser Representante a la Cámara y ejercer su labor aún contra quienes habían promovido llevarla allí. Ella hacía y hace “política de la buena”… esa política tan escasa…y vi a Martha Elena realizar, sin duda, la mejor alcaldía popular que hemos tenido. Las he visto seguir, ambas desde espectros que son una curiosa mezcla de civismo y política tradicional, a veces en medio de normales y previsibles polémicas, pero ambas marcando diferencias esenciales –especialmente- la decencia con lo público, el rol de la mujer, y la impronta de la reflexión (académica) en los ejercicios ciudadanos.
Me pareció valioso cuando le dije a cada una de ellas que definiera a la otra: Analítica, Calma, Clara, Culta, Ejecutiva, Impulsiva, Liderazgo, Medida, Pensionada, Serenidad, Racional.
Me las re-encontré en el Ágora Cívica -las dos con algunas dificultades médicas que en ningún caso frenan su liderazgo y capacidad de aportar- cuando escriben/hablan/gestan en ese ciber espacio público sus aportes son rigurosos y desde la tranquilidad que les da la libertad que han alcanzado y con que la vida las ha premiado.
SERIE: ¡En vida, hermano, en vida! #12 (http://ow.ly/KpNRG )
Publicada (editada) el Jueves 19 de Marzo de 2015 - 02:01 AM en http://www.latarde.com/opinion/columnistas/orlando-parra/148105-martha-elena-y-leonor-mary

2015/03/12

Acción preventiva de #Procuraduría a integración del #Transporte

Jueves 12 de Marzo de 2015 - 02:01 AM

Acción preventiva de Procuraduría a integración del Transporte

Leer datos y saber que 3 de cada 10 personas en Pereira, pagan 4 pasajes para ir de un sitio a otro es una cosa, pero tener representantes de esas personas, hasta con muletas, al lado de uno diciendo que toda su familia debe pagarlos todos los días más que entristecer ¡enfurece!
El vibrante conversatorio “Cerca de 300 mil millones invertidos en el sistema de transporte masivo de Pereira, y ¿por qué sigue siendo ineficiente?” se resume en las intervenciones hechas por el Señor Procurador Perches Giraldo. Los tips en http://agoracivicapereirarisaralda.blogspot.com
“Dijo que estaba allí en defensa de los intereses de la sociedad y de los intereses colectivos; Tres interrogantes planteó:
1. ¿Se puede hacer o no la integración (física o virtual)?
2. ¿Si se opta por la integración física el gobierno nacional tiene los recursos?.
3. ¿Porque la tarifa del colectivo es igual a la del Masivo (siendo que esta última tiene unos costos administrativos que no tiene el primero)?
Agrego que Megabús si puede ir a todas partes, pues ya lo decía la anterior gerente. Insistió en preguntar ¿Hay recursos sí o no? a los Ministerios de Transporte y Hacienda, y que si NO existen “pasemos a lo virtual”…
“Procurador pregunta: ¿se puede la virtual (pagar 2 pasajes NO 4) de algunos sectores? ¿pilotos? (Mintransporte responde: La virtual NO afecta la física)” …
“Procuraduría dice que está en el conversatorio como una acción ‘preventiva’ sobre los actores”
“CIERRE: La moderadora Claudia Ardila (miembro del @agorapei) anuncia que desde Caracol Radio, la Procuraduría General y el colectivo Ágora Cívica harán seguimiento a lo dicho en conversatorio”
Así si vale la pena recordar la Constitución … “Artículo 277. El Procurador General de la Nación, por sí o por medio de sus delegados y agentes, tendrá las siguientes funciones: 1. Vigilar el cumplimiento de la Constitución, las leyes, las decisiones judiciales y los actos administrativos. 2. Proteger los derechos humanos y asegurar su efectividad, con el auxilio del Defensor del Pueblo. 3. Defender los intereses de la sociedad. 4. Defender los intereses colectivos, en especial el ambiente. 5. Velar por el ejercicio diligente y eficiente de las funciones administrativas. 6. Ejercer vigilancia … 7. Intervenir en los procesos y ante las autoridades…. 8….9….10…”
Creo que el Doctor Alejandro Ordoñez como procurador General y su delegado en éste territorio el Dr Giraldo han adquirido un compromiso público con esos miles, que de una manera arbitraria y abusiva hoy pagan 4 pasajes, cuando desde el día uno, pudieron pagar 2.

“Cerca de 300 mil millones invertidos en el sistema de transporte masivo de Pereira” para evitar ese despelote y “¿por qué sigue siendo ineficiente?”

Jueves 05 de Marzo de 2015 - 02:01 AM

¿Trancón? y ¿Megabús?

4 de cada 10 partes del parque rodante que transita en Pereira son motos. Se creería que nos llenamos de motos y no: Nos llenamos fue de motos y de carros!. En 6 años donde transitaban 1000 ahora transitan 1476 ¡en tan sólo seis años! ¡ayer!...
En general dicho parque (¿que rueda públicamente?) pasó de 95 mil a más de 176 mil en esos 12 semestres: lo que dura una carrera profesional. En su orden, hay más carros, motos, camionetas: por cada 1000 que había ahora hay 1453; Por cada cien Camiones ahora hay 126; Por cada 1000 camperos hay 1169. Y hay una cifra donde “me pierdo” ¿pasamos de 532 a 549 buses?...
“Cerca de 300 mil millones invertidos en el sistema de transporte masivo de Pereira” para evitar ese despelote y “¿por qué sigue siendo ineficiente?”. De los 100 pasajeros que pensó movilizar Megabús hoy mueve 64. De hecho hoy por cada 10 usuarios de transporte público 3 pagan dos pasajes (ida-vuelta) ¡absolutamente injusto! ya que son las personas que viven en los extramuros de la ciudad (ver vídeo:https://www.youtube.com/watch?v=BDF6PU5zYNQ) …
Según mi estimado colega HR Meneses, conocedor del Megabús desde antes de las licitaciones originales, la integración virtual se pudo dar desde el día uno, hace 8 años: tiempo en que esas personas que pagan un pasaje doble se hubieran ahorrado el equivalente a la cuota inicial de una casa o, mejor, tal vez jamás hubieran optado por comprarse una moto o un auto (de segunda) y aumentar el “trancón”
Así como se puede dar ya la integración, paralelamente se puede gestionar el Convenio de Cofinanciación; la Aprobación del documento Conpes; la Contratación de los diseños de Infraestructura; la Apertura de la licitación de Operación; la Puesta en marcha de la fase 1; la Cofinanciación de Dosquebradas y La Virginia etcétera… eso pues si creemos que aceptarán que la crisis de estos sistemas es nacional y van a aparecer, a lado de otros 40 mil millones del municipio, 94 mil millones de la nación ¿cuánto fue que pusieron p’al aeropuerto? ¿Cuánto tiempo se demoraron? ¿Qué fue lo que dijo Santos en London House?: ¡qué no hay platica!
La, que puede llamarse “temporal integración virtual”, se hace en días: lo acaban de probar cuando Integra-Asemtur copó a Promasivo en Cuba: Cogieron de sus buses tradicionales, les pusieron el torniquete tarjetero y ¡listo! ¿o no fue así? ¿Entonces por qué no se puede hacer en el resto de la ciudad?. Los mismos agremiados de Asemtur -si recuerdo- me dijeron en el 2012 (cuando las otras dos compañías de buses plantearon bjar el precio del pasaje…) que estaban listas para hacer la integración virtual… ¿tal vez se hubiera salvado Promasivo? ¿será?...
Hoy jueves a las 6 pm en el auditorio Roa Martínez de la UTP, entrada libre, se realizará el conversatorio ciudadanía-autoridades: “Cerca de 300 mil millones invertidos en el Sistema de Transporte Masivo de Pereira y ¿Por qué sigue siendo ineficiente? ”. Queda usted invitad@ y puede ir acompañad@.

¡salga de su micro mundo, de sus oficinas, mi estimado ‘otor’!

Jueves 26 de Febrero de 2015 - 02:01 AM

Pereira la tengo puesta (1).



Tenemos manías como la de compararnos. Algunos necios comparan a Pereira con Barranquilla donde nuestra economía (e impuestos) caben 3 veces, con Medellín donde cabemos 9, y los más absurdos, con Bogotá ¡donde cabemos 35 veces! . Empero, si es bueno mirarnos, como lo hizo el comparativo entre esas grandes ciudades y Cali, Cartagena, Bucaramanga con medianas: Ibagué, Pereira, Valledupar, Manizales y Yumbo de los Como Vamos (En ow.ly/JCcGU).
Pereira es la ciudad en que:
*Más se sienten las personas seguras en sus barrios.
*Más se denuncian delitos.
*Más baja proporción de ciudadanos dijeron haber sido víctimas de algún delito.
*Más alta proporción de ciudadanos se siente satisfecho o muy satisfecho con el servicio de acueducto 90 / 100.
*997 de 1000 se siente satisfecho o muy satisfecho con el alcantarillado.
*Existen los más altos índices de Satisfacción con andenes y separadores barriales: al lado de Manizales con 61%: Y eso que en el 2011 éramos el top: 75%.
Si bien salimos de las “más” también:
*Somos una ciudad con baja tasa de trabajo infantil.
*De las que más ha invertido recursos en educación.
*Somos (si bien la queja es general) una de las que “mejor” le va en las pruebas Saber.
*La Penetración de Internet del 2011 al 2013: subió del 102 x1000 a 147.
*Baja tasa de hurto a vehículos…
*83 de cada 100 pereiranos se siente satisfecho o muy satisfecho con la vivienda en que habitan.
Hay cosas plausibles y a la vez curiosas:
*El Promedio de pasajeros diarios transportados en Megabús subió de 87.616 en 2011 a 96.689 en 2013.
*El porcentaje de “persona que está trabajando o buscando trabajo” y “la proporción de personas en edad de trabajar” ha bajado... tal vez por ello la “tasa de desempleo” también ha (afortunadamente) bajado.
*En Cartagena el 5,8% de la población vive en “pobreza monetaria extrema” y la red unidos sólo cubre el 12%. En el área metropolitana (recordar que generalmente esas mediciones son con La Virginia y Dosquebradas donde la situación socio económica, en ambos, es delicada) el 5,1% de la población vive en “pobreza monetaria extrema” pero la cobertura de la red unidos es del 27,4% ¿a mayor cobertura, más gente declarándose en “pobreza monetaria”?
Y hay cosas que alarman…Cuando se le pregunta a 100 personas, que si el concejo municipal está haciendo acciones para mejorar su calidad de vida, sólo dicen SI una en Bucaramanga y el más “alto” número fueron 9 en Manizales (Pereira: 3) y que si la empresa privada está haciendo acciones para mejorar su calidad de vida: dicen SI 2 en Bucaramanga y el más “alto” fueron 7 en Cartagena… (Pereira: 4 de 100 )
Un dato ¡tóquese! ¡salga de su micro mundo, de sus oficinas, mi estimado ‘otor’! -SIGUE-

“Contribución al entendimiento del conflicto armado en Colombia”

Jueves 19 de Febrero de 2015 - 02:01 AM

¿No les da pena, ole?.

Exasperan las personas que más que opinar vociferan. Hablan de cosas complejas que ni entienden, ni tratan de entender. Van a Twitter o a Facebook y leen torpezas y las replican.
809 páginas: Ochocientas Nueve tiene el informe de la Comisión Histórica “Contribución al entendimiento del conflicto armado en Colombia” redactada por contradictores y no de la guerrilla. Ahh y claro que les pagaron ¿y?... el tema es ¿cuántos se van a leer las 809 páginas? ¡en un país donde el índice de lectura es “altisisisimo”! http://ow.ly/i/8GY5y En fin. los invito, al menos, a leerse el resumen. He aquí una parte:
“Gustavo Duncan, “Exclusión, insurrección y crimen”
Colombia es un país extremadamente excluyente. Basta una mirada desprevenida a los listados de desigualdad para darse cuenta que en cuanto a ingresos, tierras, servicios estatales y muchas otras estadísticas las brechas son enormes. No es extraño entonces que la exclusión haya sido una de las causas más citadas del conflicto. Pero la realidad es más compleja que eso. La desigualdad no necesariamente causa insubordinación, mucho menos una insubordinación violenta. No hay que ir a buscar otros casos, en la misma Colombia proliferan sociedades muy desiguales que han resistido el paso del tiempo con muy poca violencia. Se necesitaron entonces otras causas y otras variables para que en Colombia surgiera un conflicto armado.
Este ensayo se centra en la forma cómo la exclusión interactuó con una de esas otras variables, la criminalidad, y dio gran parte de la forma que adquirió el actual conflicto. El interés es en concreto por dos prácticas criminales de uso masivo en Colombia, el secuestro y el narcotráfico. Estas prácticas son importantes porque incidieron en tres atributos fundamentales del conflicto. En primer lugar, perfilaron gran parte de la estrategia de guerra tanto de la insurgencia como del paramilitarismo. Las partes tuvieron que organizar sus aparatos coercitivos y planear sus acciones en el conflicto para acceder a los recursos provenientes de la criminalidad. En segundo lugar, el narcotráfico permitió que una situación de guerra permanente en vez de destruir la economía se convirtiera en un medio de acceso a los mercados, sobre todo para comunidades periféricas con baja acumulación de capital.
Finalmente, los efectos no solo se remitieron a la guerra entre insurgencia y contrainsurgencia. También redefinieron las relaciones de poder entre el centro y la periferia. Dado que el estado central era incapaz de ofrecer una protección efectiva en las regiones, las transacciones políticas entre el centro y la periferia estuvieron marcadas por el uso de las élites regionales, tanto legales como ilegales, de la violencia privada y el capital de las drogas como recursos legítimos para defenderse de la insurgencia. Sin embargo, estos recursos terminaron por convertirse en medios de acumulación de poder, bien fuera para controlar el gobierno de las sociedades regionales y/o para influir sobre la política nacional”.
Trino en @orlandoparrag: Si en 2014 se asesinaron #1200 niños...¿cuántos “asesinos de #Caqueta “ hay?...y si fueron 20 mil en 20 años ¿cuántos más hay?

LA NORMA SEGUÍA SIENDO RIDICULIZADA EN SU APLICACIÓN.

Jueves 12 de Febrero de 2015 - 02:01 AM

Ruido…y ciudadanía

El individuo es el peor enemigo del ciudadano dice Z.Bauman: así es. El individualismo destruye la vida en común. Mi individuo y el suyo son el peor enemigo de asumir la ciudadanía, de la ciudad. Y después nos quejamos.
¿Qué pasa cuando individuos como Don Omar Buitrago se asumen como ciudadano? …pues que se construye ciudadanía, ciudad. Se construye Pereira.
En el 2009 Omar ( @obuiper ) otrora empleado de Unilever, Celema, fede-Ciclismo y hoy distribuidor de repuestos; ante la proliferación de bares y discotecas alrededor de su vivienda, empezó a reclamar el derecho a la tranquilidad y al sueño. Ya en el 2013, gracias al apoyo y continuo acompañamiento del personero NJ Arango, constituyó con otros 30 individuos -que también se hicieron ciudadanos- la veeduría “Mucho Ruido” que al lado de la Veeduría Circunvalar fueron escuchadas por el Alcalde y la entonces Secretaria Beatriz Ramírez con el Decreto 187 de Marzo del 2014.
Pues bien, tras seis años -si 6- es algo que los individuos ciudadanos deben asimilar: que estos procesos son de largo aliento; han concretado éste febrero el Decreto 293 (http://ow.ly/IQKkH) expedido por el señor Alcalde Enrique Vasquez, en el que salvo que absolutamente NADA ¡pero nada es “nada”! se oiga afuera de un sitio: ¡a apagar totalmente los equipos de sonido a las 12 pm o a la 1 am! ¡en cualquier estrato social! ¡en cualquier barrio o vereda!
Recordando además lo establecido hace 20 años (...) “Artículo 2o. … es obligatorio para el ejercicio del comercio que los establecimientos abiertos al público reúnan los siguientes requisitos:
a) Cumplir con todas las normas referentes al *uso del suelo *intensidad auditiva *horario *ubicación y destinación expedida por la autoridad competente del respectivo municipio…
b) Cumplir con las condiciones sanitarias descritas por la Ley 9ª de 1979 (ejemplo Artículo 219º ... mantener en forma que permitan su fácil y rápida evacuación...) c) y d)...
e) Comunicar en las respectivas oficinas de planeación o, quien haga sus veces de la entidad territorial correspondiente, la apertura del establecimiento”
Y luego agrega esa Ley de 1995 la 232 “Artículo 3o. En cualquier tiempo las autoridades policivas podrán verificar el estricto cumplimiento de los requisitos señalados en el artículo anterior”.
Cabe resaltar tres palabras de ese artículo (1) “policivas”...que NO municipales... y (2-3) “estricto cumplimiento”…
Ahh…y otras leyes les recuerdan a “los establecimientos” que hay que pagar impuestos, todos los que son…cumplida y cabalmente.
Acatadas esas reglas y con algunas dependencias de la(s) Alcaldía(s) en función 24 horas como: Gobierno, Tránsito, Salud, el Despacho, etcétera ¡que viva la rumba!
MORALEJA: Y usted: ¿se anima a ser ciudadano, cuidadana? ¿o va a seguir, solamente, quejándose?
Publicada en http://www.latarde.com/opinion/columnistas/orlando-parra/146260-ruido-y-ciudadania 
NOTA: DE UNA FORMA INCALIFICABLE A LA FECHA DE PUBLICAR EN EL BLOG ESTA COLUMNA, LA NORMA SEGUÍA SIENDO RIDICULIZADA EN SU APLICACIÓN
PARA UN SEGUIMIENTO DE LO QUE SUCEDE RECOMIENDO SEGUIR A: https://twitter.com/obuiper 

2015/03/09

nuestro pasado señorial y patriarcal - el momento precontractual de toda sociedad moderna

El país detrás del 'usted no sabe quién soy yo'

Analistas aseguran que la polémica frase refleja una problemática social que merece atención.Por:  IRENE LARRAZ |  4:57 a.m. | 8 de marzo de 2015

Si Colombia fuera un país más democrático e igualitario, el ‘usted no sabe quién soy yo’ de Nicolás Gaviria jamás se habría producido.  (Lea: ¿Usted sabe quién es Nicolás Gaviria?)
Y aunque el acto fue repudiado por el conjunto de la sociedad y hasta el Presidente de la República se pronunció sobre el tema, queda claro que aún hay personas que piensan que no todos los colombianos son iguales ante la ley.
Así lo evidencia el video que el país entero vio y en el que Gaviria, de 29 años y en estado de embriaguez, agrede impunemente a unos policías que acudieron a atender un llamado por una riña del citado personaje con unos taxistas, en el norte de Bogotá.
Entre empujones, primero amenazó a los uniformados con enviarlos al Chocó; después intentó amedrentarlos con una supuesta llamada al director de la Policía, el general Rodolfo Palomino, y por último les advirtió que era sobrino del expresidente César Gaviria, cosa que resultó ser falsa.
El problema es que no se trata de un caso aislado. La lista deepisodios similares que han trascendido a la opinión públicarecientemente es larga.
El país aún tiene frescas las imágenes en las que un airado hijo del magistrado Luis Gabriel Miranda, en aquel entonces presidente de la Corte Suprema de Justicia, arremetió contra unos policías que se atrevieron a interrumpirlo cuando, al parecer, protagonizaba actos indecorosos con su novia a bordo de un carro oficial.
O el episodio del entonces senador Eduardo Merlano, que tras ser detenido conduciendo en estado de embriaguez y sin licencia, se negó a que le practicaran la prueba de alcoholemia e increpó a los agentes: “Llamemos al coronel de la Policía. ¿Cómo me va a tratar usted así? Llamemos a su superior y no pasa nada (...) Yo soy Senador de la República. ¿50 mil personas votaron por mí y ustedes me van a faltar al respeto?”.
El exsenador Eduardo Merlano. Foto: Archivo particular.
Apenas dos ejemplos de la extendida práctica del ‘usted no sabe quién soy yo’: personas que por abolengo, dinero o el cargo que ocupan reclaman unos privilegios que la ley no les concede, y pretenden ponerse por encima de los demás. (Vea aquí: Los escándalos de la política colombiana)
Sin un contrato social
La Constitución ampara la igualdad entre todos los ciudadanos, y difícilmente alguien sostendría en público lo contrario, señala Jorge Ravagli, sociólogo y profesor de la Universidad de la Salle. Sin embargo, anota, “una cosa es el país legal y otra el país real”.
“Esto pasa porque funciona”, sentencia con crudeza el expresidente de la Corte Constitucional Carlos Gaviria, quien explica: “Uno sabe que aquí hay privilegios y que son tenidos en cuenta; que hay apellidos influyentes y que hay roles sociales que inmunizan frente a la actuación de la autoridad”. O como ironiza el periodista Daniel Samper Pizano, “porque aquí hay unos ‘más iguales’ que otros”.
Y el poder de esto se demuestra en que hasta la propia autoridad les teme a estas castas de supuestos privilegiados, y tiene una actitud muy cautelosa ante ellos.
Prueba de lo anterior es el regaño que recibieron los subalternos del mayor Gilberto Pulido, excomandante operativo de la policía de tránsito de Bogotá, cuando un grupo de sus hombres hizo bajar de un Uber al excapitán de la selección nacional de fútbol Mario Alberto Yepes. “Cómo hijueputas lo para un policía, lo baja del carro y le dice ‘no, es que esto es de Uber’, y lo ponen a esperar taxi (...) Pues sí, es un ciudadano común y corriente, pero es una estrella, que lo que diga él, nos botan. ¿Dónde está el comandante de ese policía?”, se le oye decir al oficial en un audio.
“La humanidad –agrega Ravagli– ha estado sujeta a representaciones de castas o linajes durante siglos, y la idea de la superioridad heredada tiene unos fundamentos culturales previos a la idea de ciudadanía y de igualdad ante la ley, que perviven en el subconsciente colectivo. Incluso los afectados o los no privilegiados también sustentan este sistema. No debería sorprendernos que estas conductas no se borren de un plumazo”.
Y esto es particularmente fuerte en sociedades como la colombiana, donde existen fronteras de segregación de clases muy potentes, apunta el abogado y politólogo Mauricio García Villegas, profesor de la Nacional: “Aquí las clases sociales nunca se encuentran, ni siquiera en el fútbol. Los ricos y los pobres solo se encuentran en situación de subordinación, cuando el rico tiene contratado al pobre para algún servicio, o algo así, pero en situación de ciudadanos nunca están juntos”.
En eso, la educación también juega un papel crucial: “A esta gente se le ha educado desde que nace en el hecho de que son personas importantes o poderosas, y que tienen que adoptar una posición de superioridad: ‘hacerse respetar’, ‘no dejarse’ ”, dice Camilo Herrera, consultor de la firma Raddar, encargada del Estudio Colombiano de Valores.
Es lo que Ravagli llama ‘la soberbia de la elite’, un sentido de honor que exige reaccionar ante cualquier agresión a ese estatus de superioridad, lo que genera mucha conflictividad.
Carlos Alberto Uribe, antropólogo de la Universidad de los Andes, lo califica de “intrusiones de nuestro pasado señorial y patriarcal en el presente”. Y dice: “Los criollos se autoproclamaban ‘blancos’, ‘españoles’ y, en consecuencia, ‘hidalgos’ (esto es, hijos de alguien importante), y creían que debían recibir respetos y reverencias especiales de mestizos, negros e indios, que componían el resto de la sociedad. Esos hidalgos son los remotos ancestros de nuestros ‘doctores’, generalmente hombres poseedores del conocimiento, en especial de la ley”.
García Villegas recuerda que “cuanto más arriba se estaba en la escala social, más fueros y libertades se tenían, y más abusos se permitían. Y la independencia, en vez de traer un nuevo contrato social, basado en la igualdad, potenció que un mayor número de gente quisiera tener el poder de desobedecer”.
Y eso sigue pasando hoy, dice Gaviria: “Somos conscientes de que hay una élite que está bastante al margen de las cargas y obligaciones sociales, y todo el mundo quiere insertarse en alguno de esos sectores, justamente para inmunizarse frente a la acción de la justicia o de la policía”.
Es la doctrina del camino fácil, la picaresca, el avivato, el que acorta caminos y utiliza métodos poco convencionales y poco legales para salir adelante con lo que se propone, “y que encima está muy bien visto y siempre ha sido celebrado”, dice el exsenador e investigador social John Sudarsky. Y añade: “Las roscas y los grupos de ayuda son mucho más importantes que los méritos, porque reflejan a gente que ‘la ha sabido hacer’. Esos elementos finalmente le ganan a la ley; nos quedamos en el momento precontractual de toda sociedad moderna”.
Depende del contexto
Sudarsky defiende que esta doctrina del ‘ventajismo’ se sustenta en que “todos lo hacen”.
García Villegas explica que “buena parte de lo que hace que las personas cumplan las normas e incluso se vuelvan altruistas es la reciprocidad: las personas cumplen más las normas cuando ven que los demás las cumplen. Está comprobado, por ejemplo, que la gente paga más impuestos cuando ve que la otra gente los paga, o que respeta una fila cuando el resto lo está haciendo. Un conductor de un carro que en Bogotá incumple todas las normas de tránsito, se va a Miami y de un momento a otro se vuelve el mejor conductor del mundo. Pero es muy difícil ser cumplidor en un ambiente donde se siente que si cumples, sales perdiendo”.
La huella del narcotráfico
Un potenciador importante de esta problemática ha sido el narcotráfico, que creó nuevas élites, pero despreciadas social y políticamente, que se abrieron paso a punta de dinero y de amenazas físicas a quienes cuestionaban su poder. Una situación que puede resumirse en otra frase muy extendida en nuestra sociedad: ‘usted no sabe con quién se está metiendo’.
“Estos nuevos ricos tenían la necesidad de ratificar su estatus socialmente, de ahí su ostentación obsesiva y también las amenazas a aquellos que no los respetaran”, comenta Ravagli.
“La gran y perversa herencia del narcotráfico es la idea de que el dinero es lo que da el estatus social, un estatus indiscutible que puede comprar autoridades, instituciones o personas, y que no tiene límite”, agrega.
La vieja noción del linaje tuvo que empezar a convivir con la de la plata pura y dura. Y eso comenzó a generar comportamientos como el del famoso futbolista Faustino Asprilla, quien hace 22 años desafió públicamente a un periodista con la siguiente frase: “Yo me gano 50 millones de pesos mensuales y usted no se gana nada”.
Un costo alto
La vieja expresión de que ‘la ley es para los de ruana’ demuestra hasta qué punto va la gravedad del problema en Colombia.
El exalcalde de Bogotá Antanas Mockus explica que cuando uno ve que las autoridades aplican el mismo criterio para todos “eso ayuda a aceptar más fácilmente el castigo, pero si usted ve unas personas que piensan que como tienen tal apellido (o mucho dinero), no las van a castigar, eso desmoraliza al que sí es castigado. Mi experiencia en la Alcaldía de Bogotá fue muy clara: cuando aplicas los mismos criterios siempre, la gente entiende que la ley es para todos y que a veces tiene que hacer un sacrificio para cumplirla. Una ley que sea aplicada con igual rigor para todos, es una ley legítima”.
Y Samper Pizano añade que es “muy importante que a la gente a la que se le falta el respeto, como a la policía, no importa cuán modestos sean, denuncien. En la medida en que lo hagan, los que creen tener privilegios se cuidarán mucho más de sacarlos a relucir en situaciones adversas”.
Las sanciones sociales son importantes. Y las redes están cumpliendo un nuevo y gran papel en este terreno, pero también se necesita que el Estado se haga sentir y defienda en la práctica los conceptos de igualdad y autoridad.
Un gran ejemplo de cómo deberían ser las cosas es la condena que recibió esta semana Andrew Mitchell, exministro de Cooperación Internacional del Reino Unido.
En el 2012, este alto funcionario acudió en bicicleta al domicilio del Primer Ministro. Los policías le pidieron que se bajara de la bici y entrara por la puerta peatonal. Pero el político los encaró y los llamó “jodidos plebeyos”.
La ofensa no solo lo obligó a renunciar, sino que, además, la justicia lo acaba de condenar a pagar 80.000 libras esterlinas (unos 311 millones de pesos) a los uniformados ofendidos.
Roberto Da Matta, antropólogo brasileño, dice que en casos de conflicto en las sociedades más modernas e igualitarias, como Francia o Estados Unidos, es muy frecuente escuchar la expresión ‘usted quién se cree’, que es una reacción ante quien se quiere poner por encima, justo lo contrario del ‘usted no sabe quién soy yo’.
Piden condenas más severas
Nicolás Gaviria podría pagar 5 años de prisión por agresión a servidor público, después de que agentes de la Policía denunciaron al joven. Incluso, el presidente, Juan Manuel Santos, dio la instrucción a los uniformados de que “cuando alguien se les enfrente envalentonado y le diga a cualquier patrullero o agente ‘usted no sabe quién soy yo’ inmediatamente lo lleven a la estación para que averigüen quién es. Tienen esas instrucciones”.(Lea también: Nicolás Gaviria ofrece disculpas al país por su comportamiento)
El general Rodolfo Palomino, director de la Policía, también señaló que el Código de Policía que se está tramitando en el Congreso incluye sanciones más fuertes. “La policía con mucha frecuencia se encuentra con estos casos, y la autoridad tiene que hacer cumplir las normas aunque traten de intimidarla”, advierte.
IRENE LARRAZ

Redacción Domingo