Exijo como CIUDADANO honestidad y experiencia para la eficiencia, la eficacia y el ejercicio (democrático) de la autoridad recibida

Es con Luis Enrique

En estos 24 años de columnista me he arriesgado pocas veces a proponer candidatos. Lo he hecho 2 veces para alcaldía y 1 para gobernación. Mi apoyo a Vásquez fue tácito, sigo creyendo que acerté en la cualidad fundamental –para mí- de un gobernante: su honestidad (del individuo, de la persona, del ser humano); Nunca olvidaré la vez que nos dijo que sin haber cumplido 3 meses ya le habían llegado con “propuestas” de miles de millones de pesos. Desafortunadamente le era imposible probarlas. (¿Debería grabarse todo lo que pasa en un despacho? ¿Así como en la Casa Blanca?). Ideal si a la honestidad se le suma experiencia que permita ser eficaz y eficiente en la complejidad de la administración pública, definitivamente “hay que hacer escuela” pasar por varios despachos u otras gerencias ¿una vice alcaldía?…antes de ser alcalde.

Ésta entonces es la cuarta vez que me la juego. Y lo hago porque considero que la cualidad fundamental –insisto- de un gobernante es su honestidad. Ello es complejo. La tentación es enorme. Por las manos de un rector de la Universidad Tecnológica pasan en tan sólo un año, en promedio ciento veinte mil millones de pesos: 120.000.000.000$. Eso a “1-2-…10…puntos” (así se tazan las coimas) es un montón de plata: en sólo un año…Pero ésta ciudad es un pueblito donde casi todos los que tenemos alguna incidencia sabemos “quién es quién”. Y nunca me ha llegado una sola observación negativa sobre los recursos públicos que ha manejado Luis Enrique Arango Jiménez, por el contrario, he recibido muchas sobre la eficiencia y eficacia en el manejo de esos recursos que hicieron crecer a la UTP al orgulloso nivel nacional que hoy tiene.



La segunda razón -entre muchas más- es que Luis Enrique ha demostrado ser un funcionario público fuera de lo común, porque además de su probada honestidad, es eficiente y eficaz: esa combinación es bastante extraña en la administración pública. Tal vez Sergio Fajardo es el icono nacional. Difícilmente se encuentran estos funcionarios, menos aun acumulando una experiencia de más de 23 años como la de gerente público de Arango Jiménez.  Ya dejé de exigir sólo honestidad pues ha probado ser insuficiente: exijo como CIUDADANO honestidad y experiencia para la eficiencia, la eficacia y el ejercicio (democrático) de la autoridad recibida

En sólo el primer año el próximo alcalde -además del presupuesto municipal- actuará en negocios estatales como la concesión del aseo, del alumbrado público, la APP del aeropuerto, las obras del BioParque, “talvez” de la Integración del Transporte y otras que suman alrededor de 568 mil millones de pesos ¡$568.000.000.000! ¡Más el presupuesto que es igual de descomunal!…Ya Santa Rosa de Cabal se arrepintió profundamente de haber dejado pasar a José Jorge López por elegir un alcalde que terminó “encana’o”: les repito, la tentación es espantosa ¿cierto?…a su vez Bogotá y otras capitales eligieron excelentes “políticos” sin experiencia administrativa: vemos los resultados…¿Usted dejará que pase aquí?

ADDENDA: Sugiero estudiar www.pereiracomovamos.org .A partir de hoy eliminaré o reduciré a “addenda” los temas locales. Reflexionaré más sobre lo emocional, departamental, espiritual, nacional, internacional…etcetéra

Una versión fue publicada en: http://www.latarde.com/opinion/columnistas/orlando-parra/155019-es-con-luis-enrique

Comentarios