el barril sin fondo de #Ukumary #FinanzasPublicas (parte 2)

Los ‘pecados’ de Ukumarí

Víctor Quinchía V.
El Diario del Otún


El primero de los problemas y el más complicado es el éxodo de los animales del Zoológico Matecaña a Ukumarí, porque según Correa Montoya, lo último en que se pensó fue en la fauna y por ello, hoy los animales se encuentran en ambos lugares, lo que significa más costos de la operación, porque en el antiguo zoo se debe pagar un arriendo.


La funcionaria recalcó que antes de las obras de tematización, se debió pensar en llevar a todos los animales del Matecaña a Ukumarí y por eso una de sus principales tareas es aplicar lo que ha denominado operación Arca de Noé, para que en el menor tiempo posible, sin descuidar el bienestar de las especies, se pueda realizar el éxodo de los más de 350 ejemplares que aún están en el antiguo zoológico.


Son cerca de $ 30 millones de arriendo que se debe pagar por tener los animales en el Matecaña, sumando servicios como el de vigilancia, entre otros.


“Para nadie es un secreto que la biorregión Sabana Africana no se debió abrir todavía porque loimportante de esta es poder ver los animales, que aún no llegan. Allí, se le dio prioridad a la construcción de los baobabs (árboles propios del continente negro) y no a la fauna, que en últimas es lo que esperan ver los visitantes”, acotó la nueva gerente.


En opinión de la funcionaria, no se debió cerrar el Zoológico Matecaña, hasta que la mayoría de los animales no fueran trasladados, ya que dicho lugar era una plataforma idónea para impulsar a Ukumarí.

El dato
A finales de febrero del presente año se daría el traslado de los elefantes a Ukumarí, tal vez el éxodo más complicado de toda la fauna.


También hay que tener en cuenta que varios animales de la colección del Matecaña, no tendrán hábitat en las 2 primeras biorregiones (Bosques Andinos y Sabana Africana), como es el caso del tigre, pero la idea es que la mayoría pase a Ukumarí, así no vayan a estar en exhibición y otros podrían ir a otros zoológicos del país, con el fin de continuar con los procesos de rehabilitación y procreación.

No hay recursos
Sandra Milena Correa Montoya, aseguró que recibe el Bioparque sin plata, por lo que se realizará un ajuste a los costos de operación. La acción más importante será que la empresa municipal, Parque Temático de Flora y Fauna de Pereira S.A.S., tomará la operación del lugar, que venía a cargo del Parque Nacional del Café y que culminará este domingo 31 de enero.

Instalaciones
Algunos de los exhibidores de los animales ya presentan fallas, como es el caso de las mallas del hábitat de los primates. Estos animales encontraron la forma de desenredar la red de protección y protagonizaron una huida, aunque de pocos minutos, lo que obliga que se arregle la infraestructura lo antes posible.


Según la nueva gerente, esta será una de las exigencias a los proveedores porque además ya hay algunos vidrios de los exhibidores totiados. La petición es para que la anterior gerencia del Bioparque se encargue de este tipo de fallas.


“No podemos tener exhibiciones dañadas como en este momento me entregan el parque, porque en este empalme me lo asignan con 2 de los hábitat dañados, porque no podemos tener las ranas ni los primates, me niego a recibir Ukumarí así”, mencionó Correa Montoya.


Además de estas fallas estructurales, varios cambios se deben realizar en otros exhibidores, como es el caso del ‘hogar’ del puma, donde el animal no sale mucho porque con el intenso calor, el ejemplarnecesita sombras que actualmente no tiene.


Así mismo, hay fauna que requiere de agua fría constantemente, lo que se les adecuará, un ejemplo de esto es lo que ocurre con la taira.


También se han encontrado problemas en la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR), en el cuarto de residuos sólidos, una clínica veterinaria (la más grande del país), pero que aún no tiene equipos, entre otros.


Otra de las acciones que se debe adelantar para mejorar el bienestar animal y la experiencia de los visitantes, es el traslado de la nutria  que fue puesta en el hábitat del oso de anteojos, lo que ha conllevado a que el animal esté un poco asustado.

Negociación

Cuando se efectúo la compra de los derechos de la colección de animales de Matecaña, la negociación incluía el Good Will (marca del zoológico), así como el Know How (conocimiento), sin embargo, allí también habría fallas.


La nueva gerente de Ukumarí, aseguró que “realmente no tengo los animales de ellos y ahora le pago arriendo a la Sociedad de Mejoras de Pereira, segundo tampoco está el nombre porque el Bioparque se llama es Ukumarí y no Matecaña, tercero no tengo ningún conocimiento funcionando en este momento que sea de ellos, porque realmente todo es nuevo”.


Una de las principales funciones de los nuevos administradores del Bioparque, será revisar el valor de la entrada, según manifestó Correa Montoya, era más económico el ingreso al zoológico Matecaña donde sí estaban todos los animales.

La cifra
$ 9000 millones anuales cuesta la operación del Bioparque Ukumarí.

ENTRADA RELACIONADA: http://m.latarde.com/opinion/editorial/148888-que-fue-lo-que-compraron 

Comentarios