Lo que se esconde tiende a corromper

“Bárbaros” : “pueblos que desde el siglo V invadieron el Imperio romano” …cuando decimos que alguien es bárbaro es porque consideramos que está a ese nivel de atraso… está “quedado” mil seiscientos años… el lío es que estamos llenos de bárbaros…

Hay regiones de África, de Asia…de Rusia…de… ¿Colombia?...donde ser homosexual es un delito… donde ser adicto (enfermo) a las drogas es otro… donde… se irrespeta la intimidad de las personas... ahí viene otro término “intimidad”: “Zona espiritual íntima y reservada de una persona” … zona espiritual, intima, reservada, suya, mía, de él, de ella… algunos como que apenas entienden que esa “vaina” existe… viven pendientes de los demás.... ¡cada ser humano tiene derecho a tener reservada partes de su vida! Es su ¡intimidad!... es decir, si una persona decide ser homosexual, es su vida…y si decide ser bisexual, sigue siendo su vida… en tanto, lógicamente, respete la intimidad de los otros, especialmente de los menores de edad …o de sus parejas…
“Yo tomó”, “Yo fumo”, “me gustan las viejas”, “me encantan los tipos” … son expresiones donde las personas revelan o hacen pública, sin tapujos, su intimidad… las sociedades NO bárbaras se lo respetan… incluso en las más desarrolladas las personas pueden decir “yo me drogo”, “yo soy homosexual me gustan los hombres”, “soy lesbiana me gustan las mujeres”, “soy …” y absolutamente nada pasa: profundo respeto y poco de doble moral…ejemplo: en los países escandinavos ya van varios Primer Ministro (Presidentes) pública y abiertamente homosexuales. Incluso un alcalde alemán comenzó su campaña diciendo en una rueda de prensa que era homosexual.
Muchísimo daño. Pero muchisísimo ha hecho el que las personas tengan que negar su intimidad. Le ha hecho daño a ellos, a sus familias, a las empresas o instituciones a las que pertenecen, a las sociedades, etcétera… todo aquello que se esconde tiende a corromperse… escondemos la adicción (enfermedad) a las drogas y hemos construido mafias locales y mundiales monstruosas con cadenas ilegales y violentas que van desde la siembra hasta el lavado de activos en todo el sistema financiero (¿o dónde cree que termina la plata?) … escondemos el homosexualismo en las instituciones … y las corrompemos… ¿o nos cabe alguna duda? … y esa actitud, lo que es más doloroso, en esta sociedad bárbara, termina llevándose por delante a esposos y a hijos que de repente deben enfrentarse a una situación que en sociedades menos bárbaras es absolutamente normal: la condición homosexual, o bisexual, la condición de adicto (enfermo) de un padre, de una madre, de una esposa, de un esposo, hijo, hermana… ¿se posibilitaría la corrupción, el chantaje, el tráfico de secretos, si fuéramos menos bárbaros? ¿si respetáramos la intimidad de las personas? La suya, la mía, la de él, la de ella…?...
Ésta vez le tocó a una de las instituciones más importantes para cualquier sociedad: la policía. Como dijo Monseñor Suescún ¿usted se imagina qué pasaría un solo día sin policía?... ¡nada! Dirá algún ingenuo y ¡todo! Dirán los delincuentes…¿?... Nuestra Policía es una de las instituciones que merece el mayor respeto, son miles y miles de personas que hacen su tarea, y claro, como en toda institución humana, hay quienes se desvían del camino, y entre más grande la institución, más habrá. Veremos qué dice OTRA comisión para reformar la PONAL –ya van varias (¿Google?)- esperemos que al menos deje claramente establecido que para evitar ciertos escenarios corruptos: acoso sexual, tráfico de personas, prostitución,etcétera... nunca más tendrán necesidad de esconderse y se podrá ser abiertamente homosexual, bisexual y policía …y que otras instituciones, de una vez por todas, apliquen la lección para ellas también…

Comentarios