Compren Facebook (y Twitter) intenten controlar lo que la gente escribe y nos cuentan.

Ante tanta “confidencialidad”, crecen los chismes

Cada semana uno se pregunta sobre qué escribe. De hecho puede comenzar a escribir sobre algo y a última hora un debate te lo hace cambiar. La desfachatez de los promotores del uso lúdico de la marihuana por ejemplo. Hay otras que están por ahí en construcción. Tengo 4 escritas sobre el nuevo civismo: muy diferente a ese civismo de patrones, peones y algunos capataces que hemos tenido y que Jhon Jaime Correa, el director de la maestría en historia de la UTP desnuda en sus obras…tengo una sobre un derecho de petición que enviaré sobre algo en lo que me hizo caer en cuenta mi querida suegra(si, hay suegras queridas) y es que la factura del gas se duplicó en un año ¡y todos callados! ¿hasta C.A?...Ésta semana pensé en 3 temas: la columna de Ernesto Zuluaga sobre Mauricio Vega –porque más que sobre la cámara de comercio, fue sobre Mauro, así la haya titulado “Camarilla”- ; otro que empieza a preocupar y es la acelerada bogotani/gaminización de algunos de nuestro taxistas; y…LaTarde: ese sentimiento que produce en tanta gente el limbo sobre el futuro de éste periódico.
Lo primero son los chismes. Deliciosos. Los disfruto. ¿usted no?. Y son chismes porque aquí parece que nadie sabe nada. De hecho Juan Guillermo Ángel, mi estimado Gerente anterior, siendo socio (minoritario) fue el último en enterarse de la venta. El chisme más reciente es que pase lo que pase LaTarde se liquida. Lógico, es chisme: “Comentario o noticia no verificada que circula entre la gente, generalmente de carácter negativo”. Vamos a darlo por cierto para escribir ésta OPINIÓN.
Pongo OPINIÓN en mayúsculas porque ahí hay algo clave: una cosa es lo que hacemos los columnistas (los de éstas páginas) que supuestamente es opinar y otra los periodistas (los del resto de páginas) que supuestamente es informar… aunque indudablemente los periodistas informan acorde con la opinión de los dueños del medio: De cualquiera. En Periódicos, Revistas, TV, Radio, Webs es torpe seguir insistiendo en la absoluta objetividad: el sólo hecho de decidir qué se publica y que no es una decisión subjetiva. En fin. Esa información (también subjetivizada) es esencialmente lo que se transformaría en Pereira –no en Risaralda, estos periódicos hace rato están fuera de los municipios occidentales- . Se va a transformar un medio informativo. Lo de la opinión es otro baile.
Les voy a poner un ejemplo. Don Alfonso Gutiérrez Millán re-publica su columna en Facebook donde tiene 489 “amigos”. LaTarde, ni idea, puede tener unos 6 mil suscriptores –es “secreto empresarial”-. Si las métricas de lectura se mantienen estamos hablando de que se llega -sólo por suscriptores- a entre 6 mil y 12 mil personas más o menos. En tanto si a la columna de Don Alfonso le dan varios “compartir” en Facebook puede llegar a unas 3 mil personas y si son muchos los “compartir” se dispara exponencialmente. Eso es algo que era inconcebible en el 2004… que empezó a tomar forma más o menos desde el 2010: ¿recuerdan la ola verde?¿recuerdan Obama 1?. Por eso es iluso el chisme que decía que comprando LaTarde controlarían la opinión pública. Señores, esa etapa ya pasó. Compren Facebook (y Twitter) intenten controlar lo que la gente escribe y nos cuentan. Agreguemos a ello que -en mi experiencia personal- el diario que quedaría, en sus páginas de opinión, permite (¿o permitía?) más “libertad” que ciertos “liberales”.
Y tampoco creo que vaya a existir un sólo periódico. Puede que haya un solo periódico diario. Pero ya hay “chismes” del nacimiento de Quincenarios, Semanarios, puede aparecer un diario web o virtual, etcétera…¡delicioso!...¿ud sabe algún otro chismecito?
Publicada el Domingo 17 de Abril de 2016 en latarde.com 

Comentarios