A punto de hundirnos (2012)


 Orlando Parra
“…Algunos creen que Colombia ‘siempre’ ha sido violenta. Están equivocados. Las primeras décadas del siglo XX, fueron de relativa paz. En Medellín hubo años en que los homicidios ni siquiera llegaban a 5… en el año.

Hubo un leve estallido entre 1930 y 32 pero luego cierta convivencia pacífica hasta 1946. Después, desde los abuelos, la salud mental de nuestra sociedad llegó a la demencia. Y el símbolo de esa locura colectiva es que cuando alguien es asesinado, casi todos intentamos explicar lo inexplicable: ‘algo debería’ dicen muchos. 

En los 80 se publicó ‘En qué momento se jodió Colombia’. Nosotros nos jodimos cuando justificamos, perdonamos y hasta premiamos los múltiples asesinos de la violencia que se extendió desde 1946 a 195?... A la sociedad, a las personas, a nuestros abuelos y padres, se les envió un fuerte mensaje psicológico: asesinen a su prójimo, maten a su prójimo, tranquilos, eso es justificable, es perdonable y hasta se premia. Aquí no hubo ningún tipo de juicio para las bestias asesinas que poblaron nuestros pueblos y veredas. De hecho, algunos decidieron castigar por mano propia, así, por ejemplo, fue asesinado en Pereira ‘El Cóndor’, el jefe de los ‘pájaros ‘que asolaron buena parte del Valle, en un área que, no coincidencialmente, es donde han operado los carteles mafiosos en los últimos 40 años…(¡40 años!).

Salgamos de la parroquia. A lo largo de décadas, en ciertas localidades mexicanas se hizo enteramente normal la explotación sexual de mujeres. La figura de ‘El Padrote’ se extiende de abuelos, a hijos, a nietos… es decir, un atentado contra los derechos humanos fundamentales, se validó culturalmente. 

Aquí validamos culturalmente la resolución violenta de los conflictos: esa es la explicación de la violencia que nos carcome. Pero ahora, además de esa, estamos a punto de validar culturalmente la corrupción. (La cultura mafiosa ¿ya está validada?). Infortunadamente -para ellos- los Nule se han convertido en el símbolo de la corrupción, también es cierto que tan sólo en ese caso, hay por lo menos 50 implicado más http://ow.ly/9Uyfh que todavía nadie ve. 

Las culturas se mueven alrededor de símbolos: si se confirma que ‘Los Nule quedarían libres en 201? y no tendrían que regresar dineros’ http://ow.ly/9UwkS volveríamos a lo mismo: a mandar a la sociedad un fuerte mensaje psicológico:  robe, róbese el Estado, róbese el patrimonio público, róbese el patrimonio nuestro, el de ustedes,  aquel con el que se juega el presente y el futuro de nuestros hijos. Tranquilo, pague 5 añitos de –cómoda-  cárcel,  recoja la platica que se robó y váyase pa’ la casa (o a Miami).  ¡Ahí ya ni siquiera será en qué momento nos jodimos, sino el momento en que nos hundimos!

Qué bueno sería ver a tantos que se rompen las vestiduras llamando a castigar (hasta con la muerte) a los señores de ‘la far’ en esa misma actitud frente a las y los corruptos. Esas diferencias en la fuerza moral de la desaprobación, muestran lo cerca que estamos de hundirnos. ¿O será que ya nos hundimos y usted y yo somos un par de ilusos? …”

Addenda hoy: El postconflicto esencialmente será contra los narcos … los corruptos lo direccionarán hacia allá… ¡estamos, no jodidos, sino hundidos!

(Originalmente publicada el 19-IV-2012 en La Tarde: http://ciberplural.blogspot.com.co/2012/04/punto-de-hundirnos.html se leyó también en el comentario radial mañanero en Oxigeno, de Caracol Pereira)

Comentarios