Ciudadanos, Alcalde y Presidente del Concejo


 Orlando Parra
“.... realizaremos las gestiones orientadas a adecuar un gran parque para el disfrute de todos, que sea además de un enorme pulmón urbano, un espacio para el esparcimiento, el deporte y la diversión, en los predios que en la actualidad albergan al Batallón San Mateo...”, dijo en su discurso de posesión usted Juan Pablo. Me cuentan que algunos se miraron y dijeron “llegaste tarde mi querido pan de trigo”... lo que no contaban era con que el POT se cayera…

La historia es vieja. Lo primero que habría que decir es que los terrenos del Batallón, según una versión provienen de una “donación” –en cuyo caso habría que buscar el texto y mirar bajo qué condiciones se hizo- y la otra es que proviene de una colecta hecha por la ciudadanía http://ow.ly/wEMo3024mex. Por cualquiera de los dos caminos, lo que en justicia corresponde es preguntarle entonces a la ciudadanía qué se quiere hacer con esos terrenos ¿o no? y generalmente el público quiere que lo público se mantenga así, “público”.

Y así fue la idea que se mantuvo. En el acuerdo 18 de 2000, el padre del actual Presidente del Concejo gestó para que se definiera ese predio como un gran parque de uso público. Ya para 2006 el acuerdo 23 del POT lo definió como zona para equipamientos colectivos…¿colectivo? ¿Perteneciente o relativo a una agrupación de individuos? una palabrita que comenzó a pasar algo de “público” a “colectivo”. ¡Afortunadamente en todos estos años el Batallón se mantuvo ahí!
Pero ¿qué sucedió ahora, y por qué la “risita” cuando escucharon su idea Alcalde? Resulta que el nuevo POT dijo la siguiente barbaridad: el 31 % será para espacio público y el 69 % para urbanizar y será la actuación urbana integral la que defina densidades, alturas y demás usos (residencial, comercio, servicios, etc) … es decir que de cada 10 hectáreas 7 se destinarían a cemento y 3 a lo verde, al parque. Pero resulta que ¡ni esas 3! pues –parece- el terreno de 90 hectáreas ya tiene 26 dedicadas a “corredor ecológico” es decir el 29 % o sea que del 31 % que “generosamente” está dejando el nuevo POT ya tiene una restricción ambiental del 29 % el cual independientemente de lo que se decida hacer en los predios del Batallón, deberá dejarse… ¿Lo que significa que realmente el nuevo POT, solamente está asignando un 2 % a área libre? ¿conclusión? ¿nos dejaron espacio para un “gran parque” con el 2 %? ¿menos de dos hectáreas? …va uno entendiendo el “llegaste tarde mi querido pan de trigo”… 

Dejo en claro algo, considero legítimo, normal, comprensible, la posición sobre esos terrenos de los constructores, de hecho coincidí con varios de ellos en el esfuerzo de “Pereira Firme” ¡Están en todo su derecho de promover sus intereses particulares! Pero estoy parado al lado de esos 75 de cada 100 pereiranos que este diario consultó esta semana y dijeron que prefieren que “se conserve como un lugar de uso público”. 

Alcalde, estimada Gloria Inés y demás dirigentes, incluido usted Jaime, hijo de quien promovió el acuerdo inicial para que fuera parque ¡OJO! si ahora que radiquen en el concejo el POT -que quieren aprobar a la carrera- esa destinación la mantienen así tanto en el plano de usos como en la ficha normativa, a no ser que lo presenten cambiado, o los concejales lo modifiquen: ¡el “gran parque” será un “parquecito”!… la otra idea es muy sencilla: convoquen una consulta popular: la paz que tanto anhelamos es en gran medida eso: la democracia participativa ¡que las mayorías ciudadanas democrática y pacíficamente decidan!…

Comentarios