NADA NI NADIE ES BLANCO O NEGRO

Según los psicólogos sociales hay por lo menos tres tipos de quejosos: los ¿faranduleros? es decir que sólo se quejan para llamar la atención sobre ellos (pero en nada les interesan las soluciones): los ¿necesitados? que se quejan para ganar la compasión de los demás ¡yo pobre negrito enfrentado a esa candidata de los blancos pereiranos! …y los crónicos: se quejan de todo y de todos: para ellos absolutamente nada, nada!, hay positivo.

Recuerdo un vuelo cancelado Bogotá – Pereira donde al día siguiente me tocó en la misma silla con un dirigente que durante una larga espera se dedicó a hablar mal de Raymundo y todo el mundo ¡tenaz! ¡nada, ni nadie se salva! … y a otra persona que estimo terminé por evitarlo: para evitar preguntarme ¿y éste cuando hablara mal de mí también?

Dentro de la química de nuestro misterioso cerebro esa quejadera permanente genera cortisol, el cual retroalimenta el estrés, y claro o desalienta y/o enfurece contra el que sea: por eso algunos NO es que sean “quejosos crónicos” ¡es su estrategia! u olvidamos la de “Hacer daño” de “los compañeros que no cuidan las comunicaciones” ¡sí, la sicología social existe! Así como el WhatsApp, y la Wikipedia : https://es.wikipedia.org/wiki/Psicolog%C3%ADa_social olvidarla es seguir trabajando para quienes se benefician de los ambientes que potencian los quejosos crónicos y/o los querulantes (*).

Dudé en retomar ésta columna -dije que descansaba un año- me animaron –sin saberlo- James Fonseca y  de Freddy Gómez, Alvaro William López, Oscar Osorio, entre otros el uno porque me reta con la pregunta de si la tarea cívica está concluida: ¡nunca lo estará! y los otros porque me han insistido en que éstos espacios están.


Retomo el “Haz” en su esencia: nada ni nadie es negro o blanco, ni siquiera en el diabólico mundo del (supuesto) poder (humano) o el de la política, por ello dudo que me lean diciendo que el gobierno de Gallo o Sigifredo es Angelical o Demoniaco, pues son humanos comunes y corrientes (…). Todo y todos tienen matices, somos “plurales”, el reto está en cambiar las lógicas, aceptar la diferencia, comprender los eternos y normales problemas y proponer soluciones…Plurales serán también los temas, espero escribir por lo menos una vez al mes, sobre un tema local, uno emocional –¿como éste?-  otro nacional, y uno espiritual… todo fluye, todo cambia, todo se transforma… ¡y Gracias!

@orlandoparrag https://www.facebook.com/orlandoparragopinion/

(*) Querulante: adjetivo En psiquiatría, [delirio] que está orientado a la reparación de las injusticias o perjuicios que, de manera injustificada, una persona cree haber sufrido. (También https://es.wikipedia.org/wiki/Queruloman%C3%ADa  )

(posible origen de la imagen: https://twitter.com/stcatherinepta )

Comentarios