Centro, “Monumental” y Alcalde 2012-15

Haz Plural V Orlando Parra G. ciberplural@gmail.com

-publicada en www.latarde.com-

Gobernar es complejo. Lo ha sido, lo es y lo será. Gobernar es buscar un punto medio entre lo que desea el gobernante y la capacidad de oponerse de sus normales rivales. En el medio está la ciudadanía y especialmente los núcleos de poder que oscilan entre un lado y otro. Estos van desde económicos (empresarios, gremios, etc), políticos (concejales, diputados, etc), medios de comunicación (radiales, impresos, etc), culturales (académicos, eclesiales, etc) …y siguen… “colocar todos esos micos en la misma estaca” es bien difícil.

Generalmente nuestros gobernantes ordenan esos micos, o manejando la chequera/estado vía clientela; o como técnicos, buscando que la negociación se dé en el marco de un discurso, una propuesta, pero generalmente terminan cediendo, mínimo, a los concejales; o como fundamentalistas –Mockus, Peñalosa, Lucho, Fajardo, otros- donde la transparencia de sus procesos, creen, los blinda: igual se ven sujetos a presiones -ejemplo- paros de transportadores o expresiones de los grupos que ponen sus intereses individuales sobre los generales: esos dos últimos estilos son los menos utilizados, una rareza en la cultura creada por la elección popular: Antes de 1986 la relación era más autoritaria y la clientela existía pero más cerrada.

Ligado a lo anterior: los gobernantes son políticos profesionales (¿imagínese esa “profesión”?) y, entonces gobiernan pensando en las elecciones que siguen, en el electorado que necesitan para seguir su “carrera política”. Dilemas complicados. Un ejemplo: con mil millones de pesos –de nuestros impuestos- una de las preguntas que se hacen estos gobernantes_políticos es: ¿construyo 20 cuadras en 20 barrios/veredas, que me acercan 20 líderes c/u de 50 votos: 1000 voticos ó, tiro una parte de una avenida que sé necesaria, que beneficiará a 10 o 100 mil personas, pero NO hay líderes ni votos claros para las próximas elecciones?. La respuesta a esa pregunta define los gobernantes. El estadista –escaso- optará, sin dudarlo, por la avenida.

Concretemos: Pereira necesita realizar una MEGA inversión en su Centro, su deterioro es aterrador. Sólo para darle orden al kaos del comercio en calle, se requiere primero “recuperar el control del estado” sobre ese espacio público y segundo, mínimo 15 mil millones de pesos para implementar el “Pacto Cívico” : http://bit.ly/ml7ce4 . Pero el tema va más allá. El centro debe parecerse más a la 6ª (ya ni a la 7ª…). Fácilmente pueden ser, en 4 años, 50 mil millones que deben ligarse a la generación de empleo http://bit.ly/jDTF5H a través de obras físicas, sociales, etc; creación de institucionalidad -léase dolientes- etc.

El próximo alcalde tomará esa decisión ¿realiza esa mega intervención del centro “por encima de” aún “contra” algunos poderes entorpecedores -que además siempre los habrá- o dejamos que el centro se muera al igual que en otras ciudades?. En esencia debe decidir si aprende o no del Estadio: la inversión en “el monumental” NO tiene “lideres_votos” individuales pero recibió y recibirá –¿electoralmente?- un aplauso generalizado.

VIENE: “Alcaldía Local” para la ciudadela Cuba; Twitter @orlandoparrag

Comentarios