¿Con el voto se promete un trabajo?

puedes oírla: https://soundcloud.com/orlando-parra-4/votos-a-cambio-de-puestos 

y/o leerla: En la colonia española cargos públicos como alcalde, concejal y escribanos eran subastados: se vendían al mejor postor ¿usted recuerda unos señores Nule? ¿y unos Moreno? pues ellos hacían lo mismo: me pagas la campaña te doy la secretaría tal y ahí seguimos negociando.

En 1938…mil novecientos treinta y ocho… eso está bien lejos… ni siquiera habían matado a Gaitán…es el año en que se expidió la ley que establece la carrera administrativa en Colombia, es decir, la mamá de la famosa meritocracia: la enemiga número uno del clientelismo, el primo hermano de la corrupción.
En 1943 servidores públicos que contraían una deuda indebida, podían tener una sanción disciplinaria, debido a la honorabilidad y buena fama que debía tener el empleado público en su comportamiento social le cuentan a uno en @sirvoamipais (la cuota que le dieron a Mockus en el gobierno nacional … ) mucho ha pasado en estos años como para que ingenieros que comienzan de funcionarios públicos coordinando programas sociales en contados años terminen siendo unos megacontratistas … yo realmente creo que tienen una gran habilidad para ahorrar e invertir honestamente ¡ojalá nos la enseñaran a todos! ¿cierto?.
En fin, apenas vamos construyendo un estado donde las personas lleguen a ser funcionarios por sus méritos personales y nunca sólo por pertenecer a una clientela (sin negar el derecho a gobernar de los triunfadores, pero una cosa es gobernar y otra la clientela o la corrupción) ni hemos logrado evitar la corrupción y eso que apenas vemos la punta del iceberg ¡porque si se descongela se lleva al carajo medio país o más! … Algo que demuestra el nivel atroz de incultura política que tenemos en TODOS los estratos sociales pero que es entendible porque así ha sucedido durante décadas es la cantidad de personas que apoyan un candidato a lo que sea, con su voto o incluso se “encampañan” y creen que por ese sólo hecho obtendrán un empleo o contrato con el estado. ¡gravisísimo! http://ow.ly/Zmesy ... Esacultura en Pereira la alimentó un gobernante, que luego fue replicado por otros, el cual se dedicó a dar contratos de tres meses y cuando la persona lo buscaba para la renovación le decía “hermano le cumplí…recuerde que hay una cola muy larga detrás de usted” ¡Diooo míooo!.
Coloquemos un solo ejemplo. El actual alcalde construyó una maquinaria electoral que se enfrentó a otra maquinaria la cual, como dijo el candidato derrotado, perdió porque a la otra se sumó el voto de opinión (http://ciberplural.blogspot.com.co/2015/12/opinion-yo-clientela.html ).
Estamos hablando de 125 mil personas que votaron por Juan Pablo. Eso son más de cuatro estadios de Pereira: imagínese eso: 4 estadios y 5 mil personas más … vamos a suponer que sólo medio estadio, unas 15 mil personas, están aspirando a un puesto –recuerden que es un ejemplo, esto sucede en TODA Colombia, especialmente desde la ¿nefasta? elección popular de alcaldes y gobernadores- lo primero es que “puestos” prácticamente NO hay: de libre nombramiento y remoción en la alcaldía son menos de 100. Los funcionarios administrativos: profesionales especializados, profesionales universitarios, técnicos, auxiliares administrativos son unos 300 más y hay unos 250 trabajadores oficiales o sea que la planta del municipio, los que reciben salarios prestaciones etcétera son unos 700 de los cuales, sólo 100 se pueden cambiar los demás son “de carrera” o sea ¿mínimo 15 mil personas aspirando a 100 puestos? … quien quiera insistir en ese camino dirá que olvidamos los contratistas.
Ok: En el 2011 eran el doble de la planta pero bueno digamos que la quintuplican: ¿medio estadio detrás de 2 mil o 3 mil contratos? ¡ni así! ¡nunca habrá cama pa´ tanta gente!
Si queremos un país mejor debemos entender que al estado sólo deben entrar los más competentes y honestos… y que jamás será una bolsa de empleo: ¡es incapaz de serlo!

Comentarios