LA ESENCIA DE UN FORO SOBRE EL SAN MATEO

-tal cual lo anuncié... he dejado de realizar columnas semanales... empero, ocasionalmente escribo en https://www.facebook.com/orlandoparragopinion -

LA ESENCIA DE UN FORO SOBRE EL SAN MATEO
Como dijo uno de los ponentes, es muy bueno que cada uno de nosotros diga desde qué intereses actúa. El mío, definitivamente NO es del negocio. NI el de 8.500 unidades residenciales, ni el de 3.400. Tengo cero intereses financieros en el lote. Otros lo tienen. ¿Son intereses legítimos?. Es posible: “estamos en el capitalismo” es verdad.
También hay intereses electorales, políticos: quiéranlo o no, las decisiones que se tomen o no alrededor del lote del Batallón afectarán positiva o negativamente carreras políticas. Hay intereses de protagonismo. De atraer reflectores. A algunos simplemente les interesa su ego. Ya estoy curado. La lista es larga. Y sí, es bueno que cada uno diga claramente qué le interesa.
Ese mismo ponente se equivocó en algo, al rememorar diversas discusiones que se han dado sobre asuntos de ciudad en las últimas décadas. Cuando aseveró que todos los sectores habíamos discutido. No. Eso es falso. Una cosa es que conviden a los capataces y hasta a los peones y otra que participen en la toma de las decisiones. Basta leer la obra de Jhon Jaime Correa para entenderlo: Aquí hasta hace muy poco las decisiones sobre los bienes públicos las tomaban actores privados que las validaban a través de directorios políticos controlados por sus socios o incluso por sus familiares. Así se gobernó a Pereira aún después de la “refundación de Pereira” con los asentamientos de miles de desplazados por las violencias de los 50, 60 –tal cual lo estudia CaViSa en su tesis de Maestría-.
De hecho hasta hace escasos semestres, a pesar de que miles de ciudadanos firmamos una petición para que la Calle 19 fuera peatonalizada, unos pocos repitieron el viejo esquema: las decisiones sobre tal bien público la tomaron actores privados que las validaron a través de un directorio político cuyos hoy derrotados dirigentes olvidaron que un nuevo actor había emergido en la ciudad: la ciudadanía.
Sin embargo, estos mismos "políticos", sí validaron una petición ciudadana: LA VÍA ACTIVA (https://www.facebook.com/amigos.via.activa.pereira/ ) a pesar de la oposición de los mismos actores que boicotearon la peatonalización –a todos ellos los respeto a muchos los valoro , simplemente, es necesario que hagan consciencia de que estamos llegando a la 3ª década del siglo XXI: ¿han oído de la primavera Árabe?¿saben cómo ganó Obama 1 ?-
En esa dinámica se ha jugado el juego de la espuma de Alka Seltzer que les enseñó el viejo López Michelsen: se ha creído que estamos en las épocas donde las efervescencias ciudadanas eran pasajeras, y por ello se pretende dejar pasarlas, para luego hundirlas con el viejo mecanismo, tal cual sucedió con la Ciclo Vía Nocturna, o con la peatonalización –al menos- mensual de la Calle de la Fundación. Seguramente igual sucedió con los intentos de reactivar el barril sin fondo que fue (¿es?) el Parque Ukumary. O con la débil presencia ciudadana en el tema de la APP del Aeropuerto. Pero se equivocan. Al viejo López nunca le llegaron los chats grupales de Whatsapp, ni la independencia comunicativa asociada a FaceBook (o a Twitter o Videos Virales) y las que vendrán.

 Muy posiblemente esto era lo que esperaban sucediera con el lote del Batallón. Total tras una que otra escaramuza en el colectivo ciudadano Ágora Cívica (https://www.facebook.com/agoracivicapereira ) el POT del 2015 tenía felices a muchos que hoy –como se los espetó un ponente- de repente priorizan lo social sobre lo individual.
Lo repito. Seamos sinceros. Sincerémonos para poder avanzar.
El tema del Batallón, en buena medida resumido en la última ¿romántica diría él? intervención del evento: ¿porqué el Ministerio más rico del país debe hacer toda una maniobra financiera para devolvernos un lote que les dieron nuestros ancestros? ¿con los ahorros del postconflicto les es imposible devolvernos el lote así sea por tramos?; ese tema tiene una esencia: la aceptación -¿a regañadientes?- de quienes han gobernado directa o indirectamente la ciudad, muchas veces tras el ropaje del civismo general –que a veces ha encubierto decisiones y hasta intereses personales o grupales- de que existe un nuevo actor, con los instrumentos virtuales e independientes de la Democracia 2.0, llamado CIUDADANÍA, y representado en unas organizaciones llamadas COLECTIVOS CIUDADANOS.
¿O será aceptar -¿a regañadientes?- como lo asimiló y expuso otro ponente, que en el espacio público, en lo público, cada vez sí somos más iguales? Más simples seres humanos en tránsito por ésta vida? Próximos y prójimos?
Pase lo que pase con el lote del Batallón. Inviten o no a los COLECTIVOS. Osen ponerle nombre a sus representantes o no. Traten de disolverlos o debilitarlos o no. Ha quedado claro que en lo que sigue, se debe tener en cuenta a la ciudadanía del común, de a pie, -a usted, a mí, a él, a ellos, a nosotros- NO desde el discurso formal, sino desde los HECHOS reales.
Seguiré atento ¿y usted?
----


POSTERIORMENTE tuvimos la oportunidad de ir a la radio ...he insistir en algo: EL CAMINO ES LA CONSULTA POPULAR SOBRE LOS TERRENOS DEL SAN MATEO... 



Comentarios