#Colombia #víctima, #victimaria y testigo

Análisis de la… “reintegración”

por @orlandoparrag
… “*Reinserción es sólo la mitad del acto cultural que contempla el ‘desarme’, es decir que mientras no se haga realidad esta palabra, no podremos decir que estos grupos guerrilleros se han ‘desarmado’.
*Al igual que en otros procesos de paz, como el de Rojas Pinilla o el de inicios del Frente Nacional, las fallas en el proceso de Reinserción social, económica y política, generan fenómenos como los asesinados, trasladados por presiones y lo que es peor, la reaparición de los ‘bandoleros’ con gente que había iniciado el proceso de reinserción.
*La parábola del lobo y los pastores, que tienen como coordinador de la reinserción a ‘San Francisco’: todos recuerdan aún los acuerdos entre los pastores y el lobo, suscritos bajo la mano de San Francisco, pero incumplidos, haciéndose el lobo mucho más feroz...
Así, se debe abordar no una Reinserción, como si la oveja negra de la familia regresara o se reinsertara a la misma, ya que ello de por sí genera fricciones para tal proceso, por ello es mucho más acertada la palabra ‘reencuentro’ de personas que escogieron muchos caminos para expresar una posición política en medio de la democracia restringida que rigió a Colombia hasta 1991. 
La paz la tan anhelada paz, como lo he repetido infinidad de veces desde ésta columna sólo se obtiene, como dice la Iglesia, con la justicia social, y la justicia social, implica lo económico y político. Sin lo uno ni lo otro, simplemente no habrá paz.
Para facilitar todo este proceso de reinserción se desarrollan dos facetas; una la de cogestión y otra la autogestión. Cogestión que contempla el reencuentro entre organizaciones, la cual hace que tanto la organización estatal como las guerrilleras en forma coordinada y equilibrada cogestionen la reinserción. Esto va mal, porque hasta ahora se han tenido ‘intenciones pero no posibilidades’ habrá que insistir presupuestalmente más en la paz y menos en la guerra. Y la autogestión, un reto bastante complejo el cual implica romper con la lógica sicología militar de la dependencia, de la obediencia a los comandantes, la cual ya no puede, ni debe funcionar en la vida civil, es decir que los excombatientes, impulsen sus proyectos productivos, académicos o políticos de reinserción, por encima de sus comandantes, que rompan con el cordón umbilical que los unía antes y los desarrolló, pero que ahora les bloquea.”…
Versión editada del Haz Plural publicado en LaTarde el jueves 24 de octubre de 1991…si ¡hace 23 años! … (Completa en http://ciberplural.blogspot.com/2015/01/reinsercion-reintegracion-paz.html ). 
Ahora, éste 2015 ¿estamos listos para la “reintegración” de las Farc (y el Eln)?... Al menos han cambiado dos cosas. Una, progresivamente el empresariado asume que debe ayudar sí o sí en la reintegración para ponerle punto final. Dos, se reconocen las víctimas y se espera que en cierto punto superen, también ellas, sus dependencias (…).
Toda la Colombia víctima, victimaria y testigo necesita avanzar y lo hará.

Comentarios